Crean hotel efímero en Tulúm. Papaya Playa Project recibirá huéspedes durante seis meses en la Riviera Maya

Crean hotel efímero en Tulúm
Papaya Playa Project recibirá huéspedes durante seis meses en la Riviera Maya
 
La idea más reciente de Claus Sendlinger, fundador y director general de Design Hotels, fue crear un hotel al lado del mar en un destino tranquilo que sólo durante algunos meses ofreciera una experiencia de hospedaje profundamente conectada a la naturaleza.
 
Tras haber encontrado el escenario perfecto en Playa Papaya, en Tulum, Sendlinger dirigió un equipo creativo que rediseñó, utilizando materiales autóctonos como semillas y hojas de palma, 99 cabañas separadas entre sí por árboles y jardines, propiedad del empresario Emilio Heredia, y que del 6 de diciembre al 5 de mayo recibirán huéspedes interesados en disfrutar de la Riviera Maya en un ambiente único.
 
“Aprovechando el entorno natural y carácter multicultural de Tulum, ofrecemos una experiencia diseñada por un equipo de visionarios del turismo internacional que combina las comodidades modernas con las raíces culturales del mundo maya”, señala Claus Sendlinger a través de un comunicado de prensa.
 
Durante sus seis meses de vida, Papaya Playa Proyect presentará una amplia oferta culinaria y de entretenimiento.
 
Un grupo de chefs del restaurante berlinés KaterHolzig estará a cargo de la cocina; aunque los platillos alemanes, como ensalada de papas o tomates rellenos, serán sustituidos por un menú basado en recetas locales, como langosta o mero a la plancha, acompañadas de pan recién hecho en tradicionales hornos de barro.
 
La diversión nocturna se encontrará en dos locales: Beach Shack Bar & Lounge y Papaya Recording Studio, en los que cada noche se presentarán conciertos de diversos géneros, principalmente de música electrónica. Habrá reconocidos DJs de la escena mundial.

ADO, ASUR y, Aeropuerto de Tulum Rivera Maya, Autocares o Tren?

Fernando Chico Pardo, presidente del Grupo Aeroportuario del Sureste (Asur), se vio obligado a participar en la licitación por el aeropuerto de la Riviera Maya, aunque siempre calificó de “innecesaria” su construcción.

La Comisión Federal de Competencia (Cofeco) le negó el derecho a intervenir en la operación que finalmente fue cancelada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes el 20 de mayo pasado.

Con la venta de 49 por ciento de las acciones de su socio estratégico Inversiones y Técnicas Aeroportuarias (ITA) y 12.58 por ciento de Asur al Grupo ADO, que dirige José Antonio Pérez, Chico Pardo reenvió el mensaje de un “no” rotundo a una nueva licitación de ese aeropuerto, y se alió con el principal grupo de transporte de pasajeros por autobús en la Península de Yucatán que al igual se ha opuesto a la construcción de la terminal aérea:

El gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, no ha quitado el dedo del renglón y califica como estratégica la construcción del nuevo aeropuerto. Afirma que no le han informado de su cancelación, y que por el contrario, tanto el presidente Felipe Calderón como el titular de la SCT, Dionisio Pérez Jácome, están interesados en impulsarlo.

Por lo pronto, el analista Stephen Trent de Banamex-Citigroup, dijo que por la operación “existe la posibilidad de crear sinergias”, entre ADO con Asur para conectar terminales de autobuses con el aeropuerto de Cancún. “Un acuerdo de este tipo podría hacer aún más innecesaria una futura licitación del aeropuerto Riviera Maya”. No descarte otra opción planteada por Chico Pardo: construir un tren ligero de Cancún a Tulum. Y no hay que olvidar el interés por contar con un tren en toda la Península. Por lo pronto, hay que esperar la aprobación de Cofeco, por aquello de la competencia, aunque hoy en el auditorio de la Bolsa Mexicana de Valores, dentro del Foro Empresarial, Chico Pardo podría ampliar detalles de su operación.