Spencer Tunick Pone la Mira de su Cámara en Tulum

Originally posted on Tulum Real Estate Gallery & Virtual Tour:

El fotógrafo estadounidense Spencer Tunick visitó Tulum hace 15 años como parte de su luna de miel, pero no tuvo la oportunidad de apreciar más atractivos del estado.

image

Ahora que las conoce dijo estar dispuesto a reunir a gente, principalmente de la región, para tomar uno más de sus gráficos de desnudos.

‘Tengo muchas ganas de hacer algo en México, me atraen las pirámides mayas y los cenotes de la Península de Yucatán’, expresó.

Tunick dijo estar ‘sorprendido’ por la cantidad de artistas jóvenes que se encontró.

Visita
El fotógrafo regresó este fin de semana al Caribe Mexicano.

En entrevista reveló que está maravillado de cada una de las bellezas naturales que encontró en la zona de las ruinas arqueológicas y de los cenotes que visitó y sobre todo lo tienen ‘realmente intrigado’.

image

Con información de La Verdad Noticias

View original

36 Horas En Tulum

image

La buena noticia es que en Tulum aún no se puede descargar el papel de baño en el retrete. La plomería, como el agradable clima templado y tenaz población de iguanas, está profundamente arraigada en la identidad de esta ciudad localizada a hora y media al sur de Cancún. Pero ni siquiera una infraestructura de plomería cuasi funcional puede disuadir a los turistas. Lo que me lleva a darles la noticia menos buena. Si no ha visitado Tulum en los últimos años, una advertencia: es mucho más grande de lo que recuerda. El Tulum actual tiene tres cosas que muchos nunca creyeron posible: tráfico, gentío y restaurantes con lista de espera. Pero no se desespere. De hecho, la ciudad (ya no es un pueblo) es más emocionante que nunca. La playa sigue siendo impactante. Las ruinas siguen estando ahí. La comida es picante y auténtica. Y para los que estén dispuestos, hay joyas secretas polvorosamente alejadas de los caminos principales.

Viernes
5 p.m.
Haga cola
A menos que viaje aquí aislado, muchas veces le aconsejarán comer en Hartwood Tulum. La fila para entrar puede rondar en las dos horas. Si no estuviera informado, simplemente se presentaría en el lugar, se mofaría del gentío y se iría a otra parte. Mi consejo: no lo haga. En cambio, llegue temprano. Hartwood Tulum no tiene equipos eléctricos además de una sola licuadora; casi toda la comida es machacada y mezclada a mano o tirada a la parrilla o al horno de leña. Eso significa comer una noche pescado entero asado con cebollas y hierbas aromáticas del chef expatriado Eric Werner, y la siguiente pulpo a la parrilla con papas asadas, chile y verduras mexicanas de hoja. El salón comedor es tan abierto como la cocina, con faroles de citronella dando luz y ambiente (la cena para dos, sin tragos, cuesta aproximadamente 600 pesos mexicanos, o 45 dólares a un tipo de cambio de 13 pesos por dólar).

Sábado
9 a.m.
Color local
Zamas, un hotel y restaurante bar, es el brillante centro de Tulum pintado con crayolas. Estar en Tulum significa comer en Zamas, quedarse en Zamas, beber en Zamas o simplemente disfrutar de las mesas y sillas color rosa, azul, amarillo y verde azulado de Zamas. La mejor hora para ir es por la mañana; cuando la playa está recién rastrillada, cuando las olas son suaves y cuando el gentío es escaso. Ordene un capuchino y huevos rancheros; huevos fritos y frijoles negros servidos sobre una crujiente tortilla de maíz (desayuno para dos, aproximadamente 250 pesos). Una vez que los dueños de las tiendas abren sus puestos y las calles se llenan con editores de moda de camino a clases de yoga, esa es la señal para avanzar.

11 a.m.
Servicio público
No me importa qué tan tibia sea el agua en Córcega o qué tan suave sea la arena en Maui. En lo que respecta a playas, las costas de Tulum impresionarán hasta al snob más crítico del mundo. Además, el agua es tan clara como una pecera y tan suave como para una guardería infantil. Aléjese manejando (o mejor aún, pedaleando) de la calle principal y diríjase a Mezzanine Hotel. En el lado más alejado del hotel, deje su bicicleta y baje por el breve camino hacia la playa. Hay mucha probabilidad de que tenga una amplia franja de arena solo para usted. Lleve abundante agua y bloqueador solar; con la escasez de gente viene una escasez de sitios para comprar cualquiera de estas dos cosas.

1 p.m.
Playa secreta
Todo destino turístico tropical tiene una playa secreta de la que los locales no quieren que se entere. En Tulum, el lugar es Chamico’s; un café playero tan tranquilo y encantador que jurará haberlo visto en una película (no lo ha visto). Naturalmente, Chamico’s no tiene teléfono, página de Internet ni dirección. Para llegar ahí, salga de la autopista por un caminito de tierra (busque el letrero de Jashita Hotel) y conduzca al sur hacia la bahía de Soliman. Observe al guardia de la puerta provisional con una mirada que diga que sabe lo que hace. Después, pase frente a chalets palaciegos hasta que termine el camino. Agarre una de las desvencijadas mesas de plástico en un grupo de palmeras y acomódese. Las opciones del menú son pescado frito o ceviche o lo que sea que haya sido pescado en la mañana, seguido por una cerveza Sol helada (espere pagar aproximadamente 300 pesos). En Chamico’s únicamente hay dos reglas: solo efectivo y no decir a sus amigos (abierto de las 9 a.m. a las 5 p.m., o cuando sea que al dueño le dé la gana).

image

4 p.m.
Descanso de moda
Con el incremento en Tulum de editores de moda y estilistas, hay un aumento de sitios para gastar dinero. La parte más difícil será estacionarse; si tiene ganas de caminar o andar en bicicleta, esta es la ocasión. De lo contrario, conduzca al restaurante Hartwood y estaciónese entre cualquier par de palmeras que no tengan letrero de No Estacionarse. Todos los negocios están separados por pocos metros: Mr. Blackbird es una boutique diminuta (casi se pueden tocar ambas paredes al mismo tiempo) con piso de arena, elegante joyería, sandalias con tirantes de piel y chales y rebozos bien editados. Del otro lado de la calle, Josa Tulum vende lentes de sol con alegres estampados vibrantes. Hacienda Montaecristo es el lugar para bolsas, tops y vestidos bohemios con detalles en piel. O sáltese la ropa por completo y consienta su recién descubierto aprecio por el mezcal en La Tente Rose Mexican Wine and Spirits, una licorería donde las botellas se exhiben como obras de arte.

7 p.m.
Tómese un trago
Es muy probable que los tragos en Gitano puedan costar más que la cena. Este es el nuevo Tulum; el tipo de lugar donde parece razonable balancearse entre la selva con tacones de punta de 12 centímetros. Cuando mi esposo y yo visitamos el lugar en compañía de amigos, los tragos para cuatro (una ronda cada uno, a decir verdad) más un aperitivo de guacamole, pico de gallo y salsa de semilla de calabaza maya costó aproximadamente 700 pesos (casi 53 dólares). Pero está pagando tanto por estar en el lugar como por probar los cócteles de la casa. Agarre una mesa en algún lugar cerca de la bola de discoteca, aunque solo sea porque ver una bola de discoteca rebotando en frondas de palmeras es tan divertido como inesperado.

9 p.m.
Fiebre de la selva
Todo en Tulum está al costado de la playa o de la selva, y ningún establecimiento del lado de la selva es más selvático que Restaurare. Las mesas están puestas bajo un techo de palmeras tan exuberantes que pensará haber muerto y despertado en la isla de Gilligan. La cocina abierta solo sirve comida tradicional maya; todo local, todo vegan. Karla Yoana Gonzáles Madrazo y José Roberto Terrazas Jiménez, los dueños, retocan el menú por temporada, pero si tiene suerte estarán sirviendo ceviche de ostiones con champiñones y curry maya con leche de coco (cena para dos, aproximadamente 700 pesos).

8:30 a.m.
Yoga en la playa
Ir a Tulum y no tomar una clase de yoga es como jurar abstinencia de vino en La Toscana. Está por doquier y es ineludible. Uno de los sitios más serenos para encontrar su tercer ojo es Maya Tulum. Luego de anotarse para una clase, recorra el arenoso camino que lleva al estudio de yoga. Una advertencia: no se deje engañar por la innata calma de su maestro. Justo cuando cree qué está por volverse demasiado espiritual como para realmente sudar, notará que se tensiona cada músculo por debajo de los lóbulos de la oreja. Pero bajo el techo de una palapa tropical, con brisa soplando y luz empapando la sala, ofrecer al sol algunos saludos amigables se siente menos como ejercicio y más como gratitud (las clases sin reserva cuestan 15 dólares).

11 a.m.
A la baticueva
La península de Yucatán está llena de cenotes (sumideros en cuevas), y van desde pequeños y claustrofóbicos hasta enormes y claustrofóbicos. Cualquiera que viaje con niños valorará Aktun Chen, una combinación entre cenote, reserva de vida salvaje y tirolesa. Pida a su guía (lo conocerá al registrarse; nadie entra a las cuevas sin uno) un recorrido abreviado (los recorridos solo por las cuevas cuestan 33 dólares por adulto; 16.5 dólares los niños. El recorrido completo de cueva, cenote y reserva de vida salvaje cuesta 102 dólares). Intentarán convencerlo para que no haga el recorrido más corto, pero póngase firme y haga lo que yo: señale a los niños y alce los hombros; el gesto universal para “¿Qué le vamos a hacer?” Si hace el recorrido en 30 minutos, aún así verá los murciélagos y podrá caminar sobre el espeluznante puente subterráneo.

1 p.m.
Avistamiento de tortugas
Las playas de Tulum son de talla mundial, pero para acercarse a la acción bajo el agua, vaya a Akumal. A 20 minutos costa arriba, Akumal es el primo menos bohemio de Tulum, y su playa pública es ancha, limpia y salpicada con sitios de quesadillas de precios exagerados. Justo en medio está el Centro de Buceo Akumal. Ofrece abundantes clases grupales, pero nunca nadie se paró en la playa junto a una docena de extraños bronceados ataviados con aletas y snorkels, caminando hacia atrás para adentrarse al agua, sin sentirse ridículo. En cambio, mi esposo y yo alquilamos el equipo (18 dólares las aletas, visor, snorkel y chaleco salvavidas), nos saltamos la clase y seguimos el consejo de un guía: “Naden hacia la derecha”. Después, pasamos la siguiente hora siguiendo una muy amigable tortuga marina a lo largo de la diminuta bahía; hasta que finalmente se sumergió en las profundidades y nos dejó, presumiblemente para regresar a casa con su familia. Y nosotros hicimos lo mismo

Fuente: El Nuevo Herald

160 Millones de Pesos en Inversión Pública Para Tulum

Playa del Carmen y Tulum recibirán este año una inversión en conjunto que alcanza los 160 millones de pesos en materia de salud que incluye la instalación de un equipo de resonancia magnética y la construcción de un hospital de 18 camas, proyectos que se espera concretar en el tercer trimestre del año.

Tulum will see a public investment of 90 Million Pesos this year to build a public hospital.

“En Tulum, hay un proyecto de hospital de 18 camas con un beneficio de 6 mil personas y una inversión de 90 millones de pesos con las cuatro necesidades básicas, que es hospitalización, quirófano y la atención que se debe dar”, anunció Juan Ortegón Pacheco, secretario de Salud estatal.

image

Dijo que ese proyecto ya está en marcha y en las próximas semanas se hará la licitación del recurso, la tramitología de proyección de estructura y los cambios de uso de suelo, proceso que podría  concluir en 90 días, de manera que la construcción de ese nosocomio comenzaría en el segundo semestre de este año.

Construction of this hospital should start as early as the second half of 2015.

El hospital de Tulum fue anunciado desde mayo de 2014 pero no se ha concretado.

Zaira Nara y su viaje con amigas top a la Riviera Maya

Zaira Nara y su viaje con amigas top a la Riviera Maya.

image

La menor de las Nara partió con varias modelos a Playa del Carmen, México. Spa, relax y puro lujo en el paraíso.

El lunes 23, Zaira Nara terminó la jornada de grabación Tu mejor sábado, el programa que conduce junto a Diego Pérez, en la pantalla de Canal 9, agarró la valija y se fue directo al aeropuerto internacional de Ezeiza. En la paradisíaca Riviera Maya la aguardaban sus amigas top para un viaje inolvidable en el increíble paraje mexicano.

“#PlayaDelCarmen #Vacaciones #Amigas #Mexico”, escribió Zaira, en una de las fotos que compartió en las redes sociales. Zaira, Florencia Salvioni, Tanya Hartfield, Mayra Albarracín, Guille Dabove y otras modelos disfrutan de las cálidas temperaturas de la tierra azteca y de la pintoresca vida nocturna. “No quiero volver”, comentó en su cuenta de Instagram la menor de las Nara a una amiga, que le preguntó cómo la estaban pasando.

Las chicas se hospedaron en el increíble resort Al Cielo Boutique Hotel & Vip Beach Club, situado frente al mar Caribe, en la tranquila playa de Xpu Ha (que significa “rocío de la mañana”), Sobre la Carretera que conduce se Playa del Carmen a Tulum, una de las más solitarias de la zona. El lujoso establecimiento dispone de cuatro habitaciones de estilo rústico y elegante diseño, llamadas Agua, Aire, Tierra y Fuego y cuenta con dos románticas villas en el jardín llamadas Atardecer y Girasol.

image

Zaira y las chicas disfrutaron de las maravillosas vistas, degustaron deliciosos platos de langosta y mariscos, y aprovecharon los servicios de masajes. Luego de sus días de ensueño en Playa del Carmen, todo el grupo viajó hasta la bella ciudad de Tulum para visitar a la modelo Martina Correa y su marido, el fotógrafo Chino Moro. “Diez años después bajo el mismo lente… Gracias por recibirnos en el paraíso que es su casa…”, escribió Nara, en la foto que publicó junto a todas sus amigas.

Como decía Cindy Lauper, las chicas sólo quiere divertirse… y ellas lo hacen con mucho estilo.

Fuente y Fotos Ciudad.com

Crece Tulum a Pasos Agigantados, ya somos 30 Mil

Crece Tulum a Pasos Agigantados, ya somos 30 Mil

Se suman a la población de Tulum 12 mil personas al año
El número de habitantes de la cabecera municipal pasó de 10 mil a 30 mil en siete años.

wpid-libramiento-tulum-0324.jpgEn 2008 la población de la cabecera del noveno municipio era de 10 mil habitantes, cifra que el Congreso estatal señalaba para que la alcaldía pudiera alcanzar su estatus de Munuicipio, hoy de acuerdo con cifras oficiales hay más de 30 mil habitantes destacó el secretario general del ayuntamiento, Gilberto Gómez Mora.

“Hoy por hoy Tulum se ha convertido en el lugar con excelentes oportunidades de trabajo para los sectores relacionados con el turismo, principalmente en la industria de la construcción que tan graves momentos atraviesa en todo el resto del territorio mexicano”, aseguró Gómez Mora.

Con un crecimiento demográfico significativo desde que se convirtió en el noveno munucipio de Quintana Roo en 2008, Tulum es considerado actualmente un destino turístico con un alto ritmo de crecimiento poblacional del país, agregó.

Por lo anterior, según Gómez Mora, todas las demandas que surgen de parte de la población rebasan la capacidad de cualquier presupuesto gubernamental para cubrirlas.

Llegan 200 familias al mes

Localizacion Maya Zama ImagenPor las constancias de residencia que se expiden desde la secretaría general del ayuntamiento, el secretario de la comuna calculó que cada mes arriban a Tulum 200 familias en busca de establecerse en forma definitiva, lo que equivale a unas 12 mil personas al año.

Gómez Mora afirmó que en Tulum hasta ahora es fácil conseguir un empleo, pero el problema real es la tenencia de la tierra, es por ello que actualmente las autoridades del ayuntamiento buscan actualizar el Plan de Desarrollo Urbano para proporcionar una seguridad a la inversión privada en esta zona, enfatizó.

Fuente: SIPSE.COM

 

MICHEL PEISSEL 1937- 2011 Explorador de la Riviera Maya.

MICHEL PEISSEL
1937- 2011

Michel Peissel entró a los anales de la exploración moderna al realizar una gran expedición en Quintana Roo en 1958 y de la cual dejó un maravilloso libro llamado: “The Lost World of Quintana Roo”.
El 11 de febrero del 2015 se cumplieron 78 años del natalicio de este peculiar explorador.

image

Michel Peissel nació en París, Francia en 1937. Asistió a escuelas en Inglaterra, Francia, Canadá y los Estados Unidos donde se graduó en Administración de Negocios en la Universidad de Harvard. Fue precisamente antes de entrar a esta Universidad, que decidió pasar seis meses en México en el otoño de 1958. Ahí se mudó a Tepoztlán, Morelos y comenzó a planear su primera expedición en Quintana Roo. Durante esta exploración él descubrió una gran cantidad de sitios arqueológicos mayas que no estaban previamente registrados y reubicó otros descubiertos por antiguos exploradores.

Esta expedición comenzó cuando tenía solo 21 años de edad, y a los 22 fue electo como el miembro más joven del “New York Explorers Club”. Después de un año en Harvard viajó a la India y dirigió una expedición al Himalaya de donde trajo reportes que desacreditaban la existencia del Abominable Hombre de las Nieves.

En 1961 Michel retornó a Quintana Roo para llevar a cabo su segunda expedición y después viajó extensivamente en Europa y América, y cruzó el Atlántico ocho veces. Además del francés, hablaba de forma fluida inglés y español. Se especializó en el conocimiento del Tibet y de Nepal, así como de otros países de Asia donde realizó muchas expediciones en su vida, al punto que se hizo muy famoso por ello, pero sus comienzos jamás serían olvidados por los conocedores, pues fue la selva maya la que lo adentró en el mundo de la exploración.

Peissel escribió más de veinte libros de exploración, pero fue con su primer libro de Quintana Roo que algunos especialistas mencionaron que nadie había escrito sobre la región maya de la forma que élvlo hizo, desde que el legendario explorador norteamericano John Lloyd Stephens lo hilera más de 120 años atrás con sus “Incidentes de Viaje”.

Su famosa expedición en Quintana Roo estuvo llena de aventuras y desventuras, pues fue dejado en la costa al ser traído desde Cozumel y decidió hacer por su cuenta una larga travesía de 480 km a pie y que terminó de forma milagrosa, pues pasó por densas selvas, pantanos y desoladas playas en la que probablemente era consideranda como una de las costas más salvajes de Centroamérica, la misma costa que más de 500 años atrás todavía hubiera visto de los mayas del postclásico.

Durante su ardua caminata de exploración y descubrimiento entre selvas llenas de bandidos, se topó con muchos sitios que contenían pirámides en ruinas, templos, oratorios y otros restos arqueológicos de los antiguos mayas que yacían escondidos durante siglos en la densa vegetación de la selva. Lo más increíble es que Peissel realizó todo este recorrido usando únicamente un par de sandalias que apenas lo protegían de las rocas, raíces y corría el riesgo de ser mordido por alguna serpiente o escorpión. Una ventaja que tuvo fue que se encontró con locales que lo guiaban por tramos pequeños y lo llevaban a los sitios arqueológicos. Pasó mucha hambre y sed y fue asediado por un grupo de asesinos. Entre los sitios encontrados por Peissel se encuentran: Chunyaxche, Chamax, San Miguel de Ruz, Tupak, Chac Mool.

El viaje de regreso en 1961 fue exclusivo para reunir material para el último capítulo de su libro. Un libro que sin lugar a dudas ya es todo un clásico de la exploración y que debe estar en la biblioteca de todo aquel que se considere apasionado de la cultura maya.

– Muchas gracias por leer toda esta publicación y por darle like, comentarla y/o compartirla.

– FUENTE: Explorador Maya Eduardo González Arce
de The Lost World of Quintana Roo, 1963.
– Michel Peissel